Compartir

Raúl Cortés

México, 11 ene (EFE).- La extradición del capo Joaquín “el Chapo” Guzmán, respaldada por el 42 % de los mexicanos, fue defendida hoy por la fiscalía ante los recursos de amparo interpuestos por el narcotraficante, cuya captura volvió a centrar la atención de la jornada al difundirse un vídeo y nuevos detalles de su detención.

Mientras, sigue el silencio oficial sobre la entrevista realizada a Guzmán cuando estaba prófugo en octubre pasado por el actor estadounidense Sean Penn, gestionada por la actriz mexicana Kate del Castillo, así como sobre las consecuencias legales que puede tener esa acción para ambos, que son investigados.

El director general de Procesos Internacionales de la Fiscalía General mexicana, José Manuel Merino, explicó este lunes en una entrevista con Efe que las bases del procedimiento para extraditar a Guzmán están puestas después de que el fin de semana se le notificaran las órdenes de detención con fines de extradición.

Esa notificación se hizo en la cárcel de máxima seguridad del Altiplano, la prisión del central estado de México en la que está recluido desde que fue capturado el viernes, después de que “el Chapo” se fugara de ese mismo recinto el 11 de julio pasado.

Las órdenes parten de dos solicitudes que presentaron en el segundo semestre de 2015 un juzgado de California y otro de Texas por diversos delitos, entre ellos asociación delictiva, delincuencia organizada, contra la salud, lavado de dinero, homicidio y posesión de armas de fuego.

Merino aclaró también que los recursos presentados por Guzmán contra su extradición “no detienen” el proceso y seguramente “van a sobreseerse” porque antes deberá llegar el expediente judicial a la Secretaría de Relaciones Exteriores y autorizar su entrega a EE.UU.

Según Merino, el barón de las drogas “ha presentado alrededor de siete amparos y ninguno se ha resuelto a su favor”.

Este es el caso del recurso admitido a trámite este lunes por la Jueza Novena de Distrito de Amparo en Materia Penal del Distrito Federal (la capital mexicana), María Catalina de la Rosa, presentado el 8 de enero por los abogados del líder del cártel de Sinaloa horas después de su detención.

No afecta al procedimiento y “se va a resolver mucho antes” de que la Cancillería emita su decisión, opinó el alto cargo de la fiscalía.

Horas antes, una fuente oficial reconoció a Efe, sin embargo, que el proceso para extraditar a EE.UU. a “el Chapo” puede durar de uno a seis años si la defensa es combativa e interpone recursos cuando debe hacerlo para frenarlo.

Después de las dos fugas protagonizadas por Guzmán, la primera en 2001 del penal de Puente Grande, en el estado occidental de Jalisco, su extradición al país vecino parece la mejor opción para los mexicanos.

Al menos para el 42 % de los consultados en una encuesta telefónica difundida este lunes y realizada por el Gabinete de Comunicación Estratégica (GCE) un día después de su captura.

El 60 % consideró errónea la decisión del Gobierno de trasladarlo nuevamente al Altiplano, del que se escapó por un túnel de 1,5 kilómetros que comunicaba su celda con una casa en construcción a las afueras de la prisión.

Además, el 53 % consideró que la detención ocasionará más violencia, según el sondeo, elaborado antes de que se conociera la entrevista de Penn y Del Castillo.

El padre de la actriz mexicana, el también actor Eric del Castillo, dijo hoy que su hija está “muy tranquila”, y justificó la entrevista con el argumento de que está “buscando un bien común”.

“Somos una familia unida y la apoyamos a morir”, remató en declaraciones a la cadena Televisa, la primera en divulgar hoy las imágenes del operativo que terminó con la detención de “el Chapo” en Los Mochis, en el noroccidental estado de Sinaloa.

La grabación de la llamada “Operación Cisne Negro” con las cámaras colocadas en el casco de los marinos muestra la irrupción de los militares en la casa tirando la puerta y cómo fueron recibidos con una ráfaga de balas que provocó heridas en un uniformado.

Los militares respondieron con disparos y con granadas lanzadas a las estancias de la casa a las que luego accedieron.

Durante el tiroteo, el narcotraficante logró escapar junto con su jefe de seguridad, Orso Iván Gastélum Cruz, por un túnel construido en un baño hasta la red de alcantarillado de la ciudad, al que se accedía por una puerta falsa detrás de un espejo.

Ambos recorrieron más de un kilómetro y salieron a la superficie en una calle donde robaron un vehículo y después otro para tomar una carretera con rumbo a Navojoa, en la que fueron interceptados por agentes federales y trasladados a un motel cercano hasta que llegaron refuerzos. EFE

rac/pmc/mmg

(audio) (foto)(vídeo)