Compartir

Madrid, 30 dic (EFE).- La Guardia Civil ha desarticulado diecisiete grupos organizados de grafiteros en una operación desarrollada durante dos años en la que han sido detenidas 59 personas que, en total, habrían causado daños por un importe de más de 2 millones de euros.

El instituto armado ha informado hoy en rueda de prensa del desarrollo de la operación “Vagón”, en la que se han practicado detenciones en Paiporta (Valencia), Barcelona y Castellón de la Plana por delitos de daños, desórdenes públicos y pertenencia a organización criminal ilícita.

Los investigadores han conseguido esclarecer 400 hechos ilícitos realizados en las provincias de Valencia, Alicante, Castellón, Barcelona, Tarragona, Cuenca, Madrid, Albacete, Soria y Murcia, según la Guardia Civil, que precisa que la superficie de trenes afectados por las pintadas es cercana a los 8.000 metros cuadrados.

Cuatro de los detenidos son menores de edad y el resto tiene entre 18 y 33 años, de nacionalidades española, portuguesa, brasileña e italiana. EFE