Compartir

Madrid, 23 dic (EFE).- El aforo máximo en la madrileña Puerta del Sol en las campanadas de Nochevieja se limita, por primera vez, a 25.000 personas, que entrarán a la plaza por cuatro vías, y el dispositivo de seguridad estará integrado por 600 efectivos, ha anunciado la delegada del Gobierno en Madrid, Concepción Dancausa.

La densidad de ocupación será de unas 2,6 personas por metro cuadrado, tras la cual se cortarán los accesos situados en las calles Arenal, Mayor, Alcalá y San Jerónimo, según el dispositivo ultimado hoy en una reunión con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad para los eventos navideños en la capital, que este año coinciden con una alerta antiterrorista de nivel 4.

Las fechas clave son el 30 de diciembre con el ensayo de las campanadas o “preuvas” y tres partidos de fútbol; el día 31 con la San Silvestre Vallecana -que movilizará a 350 efectivos- y las campanadas que supondrán el cierre a las 21.00 horas de los accesos al metro y Cercanías en Sol; y finalmente la cabalgata de Reyes, que tendrá un total de 400 policías a lo largo del recorrido.

En Nochevieja habrá 200 policías nacionales, 300 municipales, bomberos, guías caninos, un helicóptero de la Policía Nacional, y cuatro equipos del Samur y Protección Civil en cada uno de los accesos a Sol, en los cuales se hará el conteo de asistentes y el control de mochilas para impedir pasar con botellas, petardos y materiales peligrosos.

Habrá pantallas luminosas en las inmediaciones de la plaza que informarán cuando el aforo esté completo.

También se cortarán las calles Preciados y Carmen desde la plaza de Callao; la calle Montera desde la Gran Vía, y la de Carretas desde la plaza Jacinto Benavente, según Dancausa, como vías de salida en caso de desalojo de la Puerta del Sol.

El Centro de Coordinación de los cuerpos de seguridad estará en la sede de la Comunidad de Madrid, en la Real Casa de Correos, y contará con un equipo de megafonía para facilitar instrucciones al público asistente.

En la San Silvestre el dispositivo será el mismo que en 2014, que se reforzó tras el atentado de la maratón en Boston, e incluye 100 policías nacionales, 250 agentes municipales y 50 efectivos del Samur a lo largo del recorrido, según Dancausa, y los corredores que lleven mochilas deberán entregarlas en la salida y recogerlas después de la carrera.

El dispositivo de la cabalgata de Reyes se ha intensificado y contará con 700 efectivos, de ellos 150 policías nacionales -45 más que el año pasado-, 250 policías municipales, 300 miembros del Samur, guías caninos, unidad de subsuelo y control aéreo, y el Centro de Coordinación se ubicará en Cibeles.

Dancausa ha pedido “la colaboración de todos los ciudadanos para facilitar la labor de las Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, lo que redundará en el éxito de todas las medidas” que se han previsto.

Dado que los controles serán “un poco más exhaustivos de lo acostumbrado”, la delegada ha recalcado a los asistentes a los eventos navideños que acudan con más tiempo de antelación y no lleven mochilas con “productos que serán requisados”, y que los distintos medios de transporte avisarán de los cambios de horario.

En estas fechas se reforzará la seguridad en aeropuertos y estaciones, así como en la almendra central de Madrid con 126 policías nacionales venidos de otras provincias, y seguirá activado el Plan de Comercio Seguro para prevenir robos en establecimientos, hurtos o estafas con tarjetas, según el Jefe superior de Policía Nacional, Alfonso Fernández Díez.

La delegada ha lanzado un mensaje de tranquilidad a la ciudadanía y ha agradecido “la fluida colaboración” entre las policías Nacional y Municipal, que permite coordinar recursos y optimizarlos para garantizar la seguridad.

En la reunión han participado una veintena de responsables de los Cuerpos de seguridad, entre ellos el Inspector jefe de la Policía Municipal madrileña, Francisco Caletrio; responsables de Samur y bomberos del Ayuntamiento de Madrid, así como los de Metro, EMT y Cercanías Renfe, el Consorcio de Transportes o la organización de la San Silvestre.EFE

jlc/emc

(foto) (vídeo) (audio)