Compartir

Dos jóvenes grafiteros españoles y uno portugués han fallecido esta pasada madrugada después de ser atropellados por un tren en la ciudad de Maia, situada a apenas unos kilómetros de Oporto (Portugal), al norte del país.

Según ha asegurado el cuerpo de bomberos luso a la Agencia EFE, los fallecidos se encontraban realizando una serie de grafitis aprovechando que el tren se había detenido en la estación de Água Santas.

Al parecer, en ese momento llegó a dicha estación un tren que conectaba las estaciones portuguesas de Campanhã (en Oporto) y Ermesinde (en Valongo), cuyo conductor no pudo evitar dicho atropello.

Al lugar del suceso se trasladaron los equipos de emergencias, quienes no pudieron hacer nada para salvar la vida de dichos jóvenes.