Compartir

La Policía Nacional ha desarticulado una organización dedicada a la explotación de nigerianas, a las que forzaban a ejercer la prostitución en España y otros países europeos, ha detenido a cuatro personas y ha liberado a cinco mujeres.

Las mujeres, a las que amenazaban con rituales de vudú-yuyu para retenerlas, eran captadas en su país de origen mediante falsas promesas de trabajo en Europa, y obligadas posteriormente a ejercer la prostitución en Lloret de Mar (Girona) y Bilbao, ha informado hoy la policía en un comunicado.

La red cobraba a las mujeres entre 50.000 y 60.000 euros en concepto de viajes, que tenían que pagar después prostituyéndose.

Esta operación se enmarca dentro del subproyecto Etutu de la Unión Europea para víctimas de explotación sexual de origen nigeriano y se ha llevado a cabo con la colaboración de las policías de Bélgica y Noruega.