Compartir

Jerusalén, 3 dic (EFE).- Un palestino resultó muerto al ser tiroteado tras apuñalar a un israelí cerca del pueblo de Abud, al noroeste de Ramala, informaron fuentes militares, lo que eleva a tres los palestinos muertos hoy en sendos ataques a israelíes.

El suceso tuvo lugar poco antes de las 14.00 hora local (12.00 GMT) cuando “un asaltante apuñaló e hirió a un israelí. Fuerzas en el lugar respondieron y dispararon al atacante, lo que resultó en su muerte”, informó en un comunicado el Ejército israelí.

La víctima fue evacuada al hospital Tel Hashomer, en Tel Aviv, con heridas entre leves y severas, informó el servicio de emergencias de la Estrella de David Roja, el equivalente local a la Cruz Roja.

Esta madrugada, otros dos palestinos resultaron muertos en la ciudad de Hebrón tras apuñalar y herir a un soldado israelí destacado en la zona, en el sur del territorio ocupado de Cisjordania.

El suceso tuvo lugar después de la medianoche en el puesto de control de Yilber, del barrio de Tel Ramadia, cuando los dos asaltantes apuñalaron a un soldado, al que hirieron levemente, y fueron abatidos, según la versión militar israelí.

Anoche, un hombre armado huyó tras disparar diez balas contra un vehículo israelí cerca de Ramala, aunque no causó víctimas.

En la tarde de ayer, otro palestino resultó muerto por los disparos de las fuerzas de seguridad tras haber apuñalado y herido a un policía israelí en la calle Hanevim, en el centro de Jerusalén y cerca de la conocida como “línea verde”, que separa el oeste (judío) del este (palestino) de la ciudad.

Por la mañana, otro atacante palestino también fue abatido por fuego israelí después de haber tiroteado y herido a dos israelíes, -un soldado y un civil de 47 años-, en la localidad palestina de Hizma, al norte de Jerusalén.

Israel y Palestina viven desde octubre una ola de violencia que ha causado la muerte de 113 palestinos (más de la mitad de ellos al perpetrar ataques o supuestos ataques y el resto enfrentamientos con fuerzas israelíes) y de 19 israelíes y dos personas de otras nacionalidades, que fueron víctimas de ataques. EFE