Compartir

Los hechos ocurrieron al norte de Alemania, en Flensburg y han sido relatados por el diario británico Daily Mail. Una mujer que se encontraba sentada en el banco de un parque comenzó a arder de repente ante la aterrada mirada de quienes paseaban por el lugar. Un transeúnte le salvó la vida al sofocar con su chaqueta las llamas.

La víctima, de Mauricio, descansa en el hospital para recuperarse de las heridas que tiene repartidas por todo el cuerpo.

La policía alemana investiga ahora si se trata de un intento de suicidio o de un caso de combustión humana espontánea. Se sabe que la mujer llevaba bastante tiempo viviendo en Flensburg y tiene familia en la zona.

La combustión humana espontánea es un fenómeno bajo discusión científica, pero que podría estar detrás de cientos de extrañas muertes en las que cuerpos han sido encontrados reducidos sin que haya podido identificarse una causa externa del fuego. Según las hipótesis de algunos científicos el roce de la ropa contra el cuerpo puede hacer saltar la chispa, como si se tratase de una cerilla.