Compartir

Los policías que investigan la desaparición de Madeleine McCann están tras los pasos de un alemán de 32 años conocido como Silvio S. El hombre confesó la semana pasada ser el autor del secuestro, abuso sexual y asesinato de un inmigrante de cuatro años y ser el autor del crimen de un segundo niño.

McCann desapareció de la Praia Da Luz en Portugal en mayo de 2007. Fue por eso que solicitaron a las autoridades alemanas el chequeo de su pasaporte para conocer su itinerario de hace ocho años. El posible asesino tenía 24 años al momento de la desaparición de Madeleine, sin embargo todavía no se estableció su ubicación en 2007. Silvio S. fue arrestado el jueves en relación con la desaparición de un niño inmigrante proveniente de Bosnia.

Después de que el cuerpo del menor fuera encontrado en el baúl de su auto y que finalmente admitiera el hecho, el asesino confesó también el crimen de un pequeño de seis años llamado Elias, quien estaba desaparecido desde julio. El culpable les informó dónde había enterrado el cuerpo.La aparición de este nuevo sospechoso es un rayo de esperanza `para solucionar un caso que lleva encallado ya más de ocho años y en el que Scotland Yard ha rebajado los recursos dedicados a  su investigación de más de veinte agentes a cuatro.