Compartir

Un niño ha muerto en la estación de tren de Chongqing (China) después de quedar atrapado bajo el pasamanos de una escalera mecánica. Según informa 'Daily Mail', los equipos de emergencias se personaron rápidamente para intentar rescatar al menor aunque no pudieron hacer más que certificar su muerte.

Los testigos presentes aseguran que su madre presenció la tragedia y que no pudo hacer nada para salvarlo. Al parecer, el menor se quedó sin oxígeno y no aguantó más de un minuto encerrado bajo el pasamanos, según apuntan las primeras investigaciones.

La dirección de la estación de ferrocarril ha decidido clausurar la escalera mecánica donde murió el menor para analizar de forma detenida el principal fallo que se produjo para que el niño falleciera en el acto.

No es la primera vez que China sufre accidentes de estas características. El pasado mes de julio, una mujer fallecía en un centro comercial 'tragada' por una escalera mecánica, de la cual pudo librarse su hijo pequeño. Unos días más tarde, ese mismo incidente se repitió al sur del país donde un niño sufría una grave lesión al caer en una trampilla de una escalera mecánica.