Compartir

No es la primera vez que dos adolescentes discuten por un chico, ni tampoco que la tensión acaba desencadenando en una pelea entre dos grupos de amigas. Sin embargo, lo que comenzó así en Londres, terminó en una brutal batalla campal de más de cuatro horas.

El suceso se inició porque las dos jóvenes estaban interesadas en el mismo chico y ninguna de las dos estaba dispuesta a renunciar a su amor. Cuando llegaron a las manos, se fueron ampliando ambos bandos hasta terminar reuniendo hasta más de 200 participantes.

Como muestran las imágenes captadas con los dispositivos móviles, la policía se vio obligada a intervenir con un importante grupo de agentes para controlar la situación y poner fin a la disputa.