Compartir

Han pasado siete años desde la muerte de Marta del Castillo y la incógnita del paradero de su cuerpo sigue en el aire, sin que ninguno de los implicados en el caso aporte datos para hacer que la familia de la joven de Camas descanse en paz. Después de que se descubriera la cara de el Cuco y agrediera brutalmente a un periodista de 'Espejo Público', ha vuelto a declararse inocente y a recriminar que no puede llevar una vida normal. 

La actitud del joven no es la única polémica de este caso en los últimos días, ya que unas nuevas grabaciones del infiltrado entre los condenados por el caso han desvelado que la madre de él se refería a la madre de Marta del Castillo, Eva Casanueva, como 'la penitas'. Algo que, sumado con las revelaciones de sus palabras sobre que podría saber qué ocurrió la noche en que mataron a la joven, ha indignado mucho a todo el entorno. 

“Ya uno se cansa de tantas tonterías, de tantos engaños…y más ahora que están incriminando a mi madre”, ha dicho el Cuco al Programa de Ana Rosa, en el que también ha querido justificar que las palabras de su madre se deben a que “le hierve la sangre”.