Compartir

Rosario Porto vuelve a recordar a su hija muera, Asunta Basterra, en el segundo aniversario de su muerte, con una esquela enviada a dos diarios, 'La Voz de Galicia' y 'El Correo Gallego'.

La esquela lleva un sencillo mensaje:In memoriam. Te querre siempre. Mamá“.

Tanto la madre de Asunta, Rosario porto, como su padre, Alfonso Basterra permanecen en prisión por su posible relación con la muerte de la pequeña. Su cuerpo sin vida se localizó la madrugada del 22 de septiembre de 2013 en una pista forestal cercana a una casa propiedad de la madre.

La semana que viene comienza el juicio contra ambos, acusados de haber ideado un plan para dar muerte a su hija, quien al parecer murió como consecuencias de una sobredosis de tranquilizantes. Podrían ser condenados a un pena de hasta 20 años de cárcel.

ASÍ SERÁ EL JUICIO

Un total de 84 testigos y unos 60 peritos están citados a declarar en las cuatro semanas que durará el juicio, que está previsto que arranque el 29 de septiembre con la selección del jurado.

Tras un primer aplazamiento del juicio, motivado por las elevadas renuncias a ejercer de jurado popular, la Audiencia Provincial acogerá los días 30 de septiembre, 1 y 2 de octubre las declaraciones de Rosario Porto y Alfonso Basterra, padres de Asunta y únicos acusados de su muerte.

Posteriormente, las distintas testificales, entre las que se encuentran compañeras de la niña, profesores, vecinos o agentes; comenzarán a partir del 5 de octubre. Todos los testigos con domicilio en Galicia declararán en la sede del tribunal y los que residan fuera, así como los menores, lo harán por videoconferencia, al no existir razones que justifiquen el traslado a la sede del tribunal.

Finalmente, está previsto que las pruebas periciales comiencen el 14 de octubre a las 9,15 horas y la última citación está fijada para el 21 de octubre. El juicio concluirá en los últimos días de octubre con la prueba documental y la formulación de conclusiones.