Compartir

La investigación de la Guardia Civil ha descartado que los restos óseos hallados este miércoles en la localidad grancanaria de Vecindario correspondan al niño Yeremi Vargas desaparecido en marzo de 2007, han informado a Europa Press fuentes conocedoras del caso.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anunciaba esta mañana el hallazgo y la investigación abierta para comprobar si era o no el niño desaparecido en 2007.

Los restos óseos hallados en la localidad grancanaria de Vecindario corresponden a una mujer de 65 años edad que llevaba fallecida hace mucho tiempo, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Estas mismas fuentes han precisado que así se lo ha comunicado a la Guardia Civil el forense del Juzgado de Guardia de San Bartolomé de Tirajana a los investigadores del Cuerpo después de hacer los análisis del cráneo hallado este miércoles en un descampado de la zona.

Los investigadores del Instituto Armado sospechan que la zona es un lugar en el que se realizan actos de santería en el que no es raro encontrar este tipo de restos cadavéricos.

El cráneo, que en un primer momento se pensó que era de niño por su tamaño pequeño, estaba en la superficie del solar, sin enterrar y fue hallado por un pastor que se encontraba en la zona. Ese lugar, cercano a donde vivía el niño desaparecido, había sido rastreado en el pasado por la Guardia Civil en el marco de la búsqueda del pequeño.