Compartir

No es el primer caso de maltrato infantil por parte de una niñera que se conoce pero si es uno de los más terribles que se han publicado en los últimos años.

Una cámara oculta colocada en el salón de una vivienda de Skojpe (Macedonia) ha conseguido desenmascarar a una mujer de avanzada edad que hacía de niñera cuidando a un bebé de sólo unos meses.

Los padres del bebé decidieron ocultar la cámara en una estantería del salón porque sospechaban de unos moratones que le habían salido, de forma extraña, en la piel al niño.

Ambos han decidido emprender acciones legales contra la niñera que, como se puede ver durante todo el vídeo, pasa absolutamente del cuidado del niño y le propina varios golpes en el rostro y en otras partes del cuerpo.

Las imágenes son realmente duras y pueden herir la sensibilidad de algunas personas.