Compartir

En una rueda de prensa, el jefe del Departamento de Policía de Los Ángeles, Charlie Beck, dijo que los agentes realizaron un “hallazgo horripilante” justo antes de las siete de la mañana, cuando un testigo llamó a la policía y relató a los agentes un asalto con arma mortal.

Los agentes encontraron la camioneta color plata en la calle 32 de la gran urbe californiana. Una calle, además, en la que a pocos metros se encuentra una escuela primaria. En el interior del vehículo, un hombre apuñalado estaba en el asiento delantero. En el trasero estaban los cuerpos sin vida de los tres menores de entre ocho y 12 años de edad.

Estos son ese tipo de incidentes que hieren a toda la sociedad, pero los serviciios de emergencia tienen que atenderlos”, señaló Beck.
La policía se llevó al hombre en custodia por el asesinato de los chicos. En el interior del coche fue encontrado un cuchillo. No hay más sospechosos.

En tanto, el oficial Meghan Aguilar señaló que la policía todavía está tratando de esclarecer los hechos. “Muchos de nosotros somos padres. Ya es bastante difícil ver a un niño siendo víctima de cualquier delito, mucho peor ver a tres niños asesinados”. Al parecer, la madrastra de los niños ha sido interrogada por las autoridades. No hay evidencia de alguna disputa por la custodia de los chicos.