Compartir

Guiorgui Mshvenieradze, conocido bailarín solista e integrante del Ballet Estatal de Georgia, ha fallecido ahogado en un embalse montañoso situada en la localidad georgiana de Jadori, a unos 200 kilómetros de Tiflis, la capital del país.

Según publican los medios locales, Mshvenieradze cayó por una pronunciada pendiente mientras intentaba hacerse un selfie, algo que provocó que perdiera el equilibrio y que los golpes provocados fueran tan fuertes que no se pudiera hacer nada para salvar su vida.

El fallecido era integrante del conocido BEG, una prestigiosa academia de ballet en Georgia comandada por la estrella del baile en el país, la artística Nina Ananiashvili.

Según publica la Agencia EFE, Mshvenieradze era muy valorado dentro del BEG, además de sus cualidades artísticas, por su excelente poder motivador entre sus compañeros. “Es una tragedia para la compañía. Giorgui no sólo era un excelente bailarín, sino un gran divulgador del ballet y una mejor persona, explica una de las bailarinas del grupo.

Ni su fortaleza física pudo salvarle de una muerte que ha conmocionado, en líneas generales, al mundo de la cultura en Georgia. DEP.