Compartir

Un joven, de 29 años y nacionalidad marroquí, ha fallecido esta madrugada por los golpes recibidos en el transcurso de una pelea en la que ha participado una treintena de personas, en la localidad de Totana.

Los hechos han ocurrido sobre las seis de la mañana cuando, por causas que se están investigando, se ha iniciado una reyerta en el interior de una discoteca de Totana, ubicada en la calle Cruz de los Hortelanos.

En el transcurso de la riña, en la que han participado hasta 30 personas de nacionalidad marroquí, búlgara y ecuatoriana, ha fallecido un joven por los golpes recibidos. La pelea se ha iniciado en el interior del local para, posteriormente, trasladarse a la calle, donde los agentes, a su llegada, han encontrado el cuerpo inconsciente del joven.

En concreto, la víctima se encontraba tumbada en el suelo con la cara morada, por lo que, a falta de los resultados de la autopsia, fuentes próximas a la investigación consultadas por Europa Press apuntan a que ha podido fallecer por los golpes recibidos, puesto que no hay arma blanca.

Al llegar al lugar los agentes de la Policía Local y la Guardia Civil la reyerta se ha disuelto. Los servicios sanitarios han atendido a la víctima, que entró en parada cardiorespiratoria como consecuencia de los golpes recibidos, no pudiendo hacer nada por salvar su vida. El cuerpo ha sido trasladado al Servicio de Urgencias de Totana.

A tenor de los hechos, la Guardia Civil ha abierto una investigación para tratar de esclarecer lo ocurrido. Junto con la Policía Local, se está tomando declaración a un número importante de testigos.