Compartir

Varios helicópteros de combate participaban en una jornada de exhibición y acrobacias en Riazán (Rusia), cuando uno de ellos ha sufrido una avería en el rotor del aparato y se ha estrellado provocando una importante explosión.

El suceso se ha cobrado la vida de uno de los dos pilotos de la aeronave, mientras que el otro consiguió accionar el botón de emergencia y abandonar a tiempo el helicóptero.

En el vídeo se observa al helicóptero de combate, modelo M1-28, perdiendo altitud a gran velocidad y estrellándose contra el suelo. Rápidamente los aficionados se dan cuenta de la magnitud del accidente.