Compartir

Bronte Doyne descubrió a través de internet que el cáncer de hígado que superó tiempo atrás había vuelto a aparecer. La joven había sido operada con éxito en su día, sin embargo, a los 19 años se dio cuenta de que el cáncer había vuelto a desarrollarse, en forma de carcinoma.

A pesar de que estaba segura de que volvía a estar enferma, y que se lo explicó de manera insistente a los médicos, en el hospital la ignoraron y terminó muriendo.

Su dramática historia comenzó en 2011, cuando acudió al hospital aquejándose de fuertes dolores de lo que parecía una posible apendicitis. Sin embargo, los médicos le diagnosticaron un cáncer de hígado del que fue rápidamente intervenida.

Tras más de un año de recuperación, los médicos le aseguraron que estaba completamente curada y que sobreviviría. Ella y su familia no le dieron demasiada credibilidad a este diagnóstico, pues sabían que el tipo de cáncer contra el que había luchado (carcinoma fibrolameral hepatocelulal) solía volver a aparecer con el tiempo.

Según ha explicado su familia a Telegraph, buscaron en internet y dieron con una investigación de una prestigiosa fundación que les dio pistas sobre la reaparición de su enfermedad. Sin embargo, según la madre de Bronte, cuando alertaron a los médicos estos le pidieron que dejasen de buscar en internet, pero no le hicieron caso.

Cuando ella comenzó a encontrarse mal de nuevo volvió al hospital, pero le dijeron que no había necesidad de ser examinada de nuevo. “Tengo miedo. El médico ha encogido los hombros y ha hecho un comentario sarcástico. Me ha dicho que si quiero puedo dormir en el hospital, pero que ellos no pueden hacer nada por mí”, escribió la joven en las redes sociales. Poco después de esto, Bronte Doyne murió.

Esto ocurrió hace dos años, pero el caso ha salido ahora a la luz porque el hospital de Nottingham acaba de reconocer su enorme error, que terminó costándole la vida a la paciente. Han pedido disculpas a la familia por no haberles prestado la atención suficiente, y han admitido que tienen que “entrar en la era digital”.