Compartir

La víctima denunció ante la policía que fue estafada entre mayo de 2014 y febrero de 2015, cuando pasaba por una situación complicada por la muerte de un familiar y la separación de su marido, por lo que mediante una amiga encontró el anuncio del santero, al que llamó para que le ayudara.

El santero quedó con la mujer en un piso de L'Hospitalet y realizó un 'ritual' por el que le puso en los brazos arena y un líquido que generó una reacción química y humo, tras lo que la mujer creyó que tenía poderes y le entregó la primera cantidad de dinero. 

La víctima comenzó a entregarle sobres de dinero, pero al darse cuenta de que su situación no mejoraba y que había perdido sus ahorros, le pidió que le devolviera el dinero.

El santero dijo que le devolvería 48.200 euros, pero que para evitar la mala suerte debía sacrificar a tres cocodrilos, lo que tenía un supuesto coste de 2.400 euros, y la víctima pidió un crédito por esta cantidad, quedándose sin dinero. 

La policía ha determinado que los estafadores eran un grupo de tres personas -uno de ellos simulaba ser un vidente- que se anunciaban en el periódico, con carteles en coches y en portales de edificios, buscando víctimas vulnerables.

El falso santero, con tres antecedentes policiales por hechos similares, fue detenido el 19 de mayo y ha quedado en libertad con cargos, aunque ha ingresado en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE), ya que estaba en situación irregular.