Compartir

El estado mexicano de Chihuahua está conmocionado por el terrible suceso ocurrido en sus calles. Desafortunadamente, el país azteca sufre a diario numerosos secuestros. Sin embargo, nunca antes los protagonistas habían sido un grupo de jóvenes, de 12 a 15 años de edad, y que tenían como objetivo a un niño de 6 años, al que maniataron, asfixiaron y apuñalaron en repetidas ocasiones.

El pequeño Cristopher Raymundo desapareció el pasado jueves, fecha en la que su madre advirtió a las autoridades e iniciaron su búsqueda. Nada hacía presagiar que el niño ya había sido asesinado. Al parecer, según confesó uno de los implicados, llamaron la atención de Cristopher para que les ayudase a recoger leña. Fue entonces cuando comenzó su 'juego' de los secuestros.

Aprovechando la ausencia de adultos, el grupo de adolescentes, formado por dos niñas de 12 años y tres jóvenes de 15 y 13, respectivamente, cogió a la víctima y la maniataron de pies y manos. Lejos de quedarse en una broma -de mal gusto-, uno de los implicados le colocó una bolsa en la cabeza para asfixiarle. Mientras tanto, otro de ellos cavaba la fosa en el que enterrarían el cuerpo.

Antes de depositar el cuerpo del niño en la fosa, Cristopher fue apuñalado en repetidas ocasiones.

Según publica Excelsisor, uno de los implicados confesó el crimen a su madre, quien rápidamente dio la voz de alarma a las autoridades. Los adolescentes ya se encuentran en dependencias policiales, aunque los menores de 15 años no podrán ser imputados.