Compartir

Historia un tanto surrealista la que ha vivido en los últimos días una pareja residente en Barcelona. El suceso tuvo lugar, eso sí, el pasado mes de noviembre. Ángela aparcó su vehículo en una zona de obras, con la mala suerte de que una grúa que estaba derribando un edificio en la parcela que estaba situada justo al lado de su coche, acabará destrozándolo.

Los muros de la vivienda que estaban derribando cayeron sobre su coche. Sin embargo, no se enteró en noviembre sino hace tan sólo unos días. Gracias a un vídeo de YouTube en el que pudieron reconocer su vehículo. Cuando tuvo lugar el suceso, una grúa lo trasladó al depósito municipal donde únicamente les dijeron “ya pueden pasar a recogerlo”.

La sorpresa ha sido de tales dimensiones que ha revolucionado las redes sociales. Ángela, dueña del vehículo, ha pedido responsabilidades por lo ocurrido, especialmente en el depósito, ya que nadie le advirtió de lo que le había sucedido a su coche. Además, ha denunciado lo que podía haber ocurrido si hubiera caído ese muro sobre un peatón en esos momentos…