viernes, 25 septiembre 2020 20:42

Un joven narra cómo asesinó a un niño de 9 años

“Quería saber qué se sentía”. Ese es el motivo que llevó a William Shultz, un americano de 18 años, a matar a su amigo, Jordon Almgren, un niño de tan solo 9 años. El joven ha narrado a varios medios locales cómo y por qué decidió acabar con la vida del pequeño. Asegura que lo hizo simplemente por notar esa sensación, cogió un cuchillo y le apuñaló mientras dormía.

A pesar de contar con un móvil tan macabro, William tenía muy bien planteado su estrategia. Por eso, antes de llegar a su casa, se paró a comprar el arma del crimen en una tienda cercana. Había decidido matar a Jordon después de una largo día jugando a la videoconsola y comiendo pizzas. Cuando cayó rendido, “puse mi mano sobre su cara y le apuñalé”, confesó el autor de los hechos en la entrevista.

Nada de lo que ocurrió en aquella habitación fue fruto de la casualidad. William Shultz tenía medida hasta la hora en la que llevaría a cabo el asesinato. Eligió las 3 am, número que representa una de sus mayores obsesiones. Otra de ellas, el fin del mundo.

Justo un día antes de la muerte del pequeño, los padres de Shultz le llevaron a un centro psiquiátrico para que fuese evaluado. Sin embargo, los facultativos que le atendieron decidieron que su comportamiento era normal. A la mañana siguiente, hallaron el cuerpo sin vida del pequeño Jordon.

Actualmente, el asesino se encuentra en prisión y ha sido determinado como enfermo mental.. El juez estableció una fianza de un millón de euros.