Compartir

Varios compañeros del alumno que esta mañana ha matado a un profesor en el instituto barcelonés Joan Fuster han asegurado que el chico había repetido en varias ocasiones que iba a matar a todos los profesores y que después se iba a suicidar.

Al parecer, el chico de 13 años llevaba tiempo planeando el ataque que ha llevado a cabo a primera hora de la mañana de este lunes, en el que ha matado a un profesor sustituto del centro y ha herido a otras cuatro personas, entre ellas otra profesora y su hija, que estudia en el Joan Fuster. El alumno habría disparado a los profesores y alumnos con una ballesta que él mismo habría fabricado con bolígrafos.

Según han explicado varios de sus compañeros a las puertas del centro de secundaria, hacía tiempo que el agresor planeaba el ataque e incluso tenía una lista con el nombre de 25 profesores. Algunos de los alumnos han asegurado que lo había mencionado en repetidas ocasiones, aunque pensaban que todo era una broma.