Compartir

Nadie se resiste a la moda de los selfies, ni siquiera cuando pueden servir como prueba para su detención. 'El Rulo', un conocido atracador de Almería, fue detenido por la Policía acusado de participar en el atraco a una vivienda. Sin embargo, en el momento de su detención los agentes desconocían que sería su propio hermano el que les facilitaría -inconscientemente- la mayor prueba del robo.

Según publica El Mundo, mientras al autor del asalto a la vivienda almeriense se encontraba en comisaría, su hermano se acercó a las dependencias policiales para interesarse por su situación. Como el resto de familiares, el joven tuvo que depositar sus pertenencias ante el arco de seguridad, dejando entrever un móvil que coincidía con uno de los modelos sustraídos en la vivienda.

Los agentes le preguntaron por su procedencia y él aseguró que tenía pruebas de que ese Smartphone le pertenecía. ¿Cuál? Una imagen de su hermano como fondo de pantalla, en la que portaba una pistola y que, según los investigadores, fue realizada en la propia vivienda asaltada ya que concordaba con la descripción realizada por las víctimas.

El grupo de atracadores asaltaron la vivienda cuando uno de sus ocupantes abandonaba la misma. Armados y ocultando su rostro, los asaltantes sustrajeron, además de los dos teléfonos móviles, más de 3.000 euros en metálico y dos videoconsolas.

El protagonista del selfie fue el primer identificado por la Policía, mientras que sus dos acompañantes fueron localizados días más tarde.