Compartir

Un tiroteo en un restaurante de República Checa ha dejado, según las primeras informaciones, al menos nueve personas muertas después de que un individuo haya irrumpido en el local abriendo fuego, tal y como pública la agencia Agence France-Presse (AFP).

La policía de Praga ha informado al diario 'El Mundo' de que el tiroteo ha terminado y de que el responsable del tiroteo ha sido neutralizado por un equipo de las fuerzas SWAT.

Los medios locales aseguran que los hechos han tenido lugar a las 13:00 horas en la ciudad de Uhserky Brod, situada al este del país.

El alcalde de la localidad, Patrik Kuncar, ha afirmado que el autor de los disparos es un hombre “mentalmente inestable”, de unos 60 años de edad y ha subrayado que el ataque es un “incidente aislado”. Un equipo especial de la Policía está en el lugar del suceso para investigar lo sucedido.

“UNOS 25 DISPAROS”

Kuncar ha relatado que el individuo irrumpió en el restaurante y comenzó a disparar de forma indiscriminada. “Realizó unos 25 disparos”, ha afirmado. La Policía ha cerrado el cruce de calles en el que se encuentra el local y ha acordonado toda la zona. El arma empleada por el hombre en el tiroteo es una escopeta.

Desde Corea del Sur, donde está de visita oficial el primer ministro checo, Bohuslav Sobotka, ha asegurado que lo sucedido es una inmensa tragedia y ha ordenado al ministro del Interior que supervise las investigaciones.

“Como todos los ciudadanos, estoy impresionado por el trágico ataque de hoy en Uhersky Brod. Me gustaría expresar mi profunda pena y mis condolencias a los familiares de las víctimas del tiroteo”, ha señalado el jefe del Gobierno checo.