Compartir

Un vídeo ha provocado numerosas críticas al sistema de seguridad de las estaciones, más concretamente a sus agentes de seguridad. Como se observa en el vídeo, dos niños de nueve años están retenidos, supuestamente por viajar en el tren sin billete, y uno de ellos sufre los golpes y la presión de un violento guardia de seguridad.

Según los testigos, los niños no entendían sueco y no podían comunicarse con los dos agentes. El acta policial señala que el pequeño intentó escapar y fue reducido. No parece causa suficiente para golpearle repetidamente contra el suelo, una vez que ya estaba completamente inmovilizado.