Compartir

Una niña estadounidense de apenas 11 años ha sido acusada de matar a un bebé de dos meses. Esta trágica historia ha ocurrido en Ohio (Estados Unidos)

La niña, de 11 años, no ha sido identificada ya que es menor de edad, pero según ha publicado la CNN, ha tenido que declarar ante un juez de menores que la ha imputado por cargos de homicidio. 

La niña esteba encargada del cuidado de otra niña de apenas dos meses mientras la madre del bebé dormía. Lo que no se imaginaba la madre es que durante el rato en que mientras intentaba dormir un rato la pequeña niñera acabaría con la vida de su bebé. 

Al parecer, la madre se echó una pequeña siesta, momento en que la niña de 11 años aprovechó para golpear hasta la muerte al bebé que tenía a su cargo

Ahora, esta pequeña niñera tendrá que someterse a un examen psiquiátrico con el fin de determinar cuál es su estado mental. Durante el juicio, le preguntaron si entendía los cargos por los que se le acusaba y ella respondió fríamente que sí. 

“Estamos tratando de averiguar que motivaría a alguien a hacer algo así“, ha asegurado el jefe de policía Wickliffe Randy Ice. Sin embargo, también asegura que por el momento no tienen respuesta alguna. 

Según la versión policial, la niña de 11 años estuvo con el bebé apenas 45 minutos, en los que al parecer le propinó varios fuertes golpes. En cuanto la madre de Zuri se despertó se dio cuenta de que su bebé no estaba bien, así que la llevó rápidamente al hospital. 

A pesar de que los médicos la operaron de urgencia, no pudieron hacer nada por su vida y el bebé murió en el quirófano, como consecuencia de las graves lesiones que sufrió en en cerebro, el bazo, el hígado y los riñones.