Compartir

El hospital de Henan (China) vivió hace unos días uno de los episodios más tristes que se recuerdan desde que está abierto. Uno de los familiares de un paciente ingresado allí tuvo sus más y sus menos con uno de los médicos que le estaba tratando.

Las palabras fueron a mayores y ambos acabaron liándose a golpes a lo largo de varios pasillos del edificio. Desgraciadamente, la situación fue a más y ambos acabaron impactando contra la puerta del ascensor y cayendo al vacío.

La altura a la que se encontraron fue determinante acabó con la muerte de ambos. Varios policías y médicos intentan rescatarles pero ya es demasiado tarde, ya que habían fallecido en el acto del brutal impacto. ¡Se ponen los pelos de punta!