sábado, 19 septiembre 2020 16:56

Un joven sirio, agredido por un empleado del Burger King por “comerse las sobras”

Sorprendente y desafortunado suceso el que ha tenido lugar en una sucursal del Burger King en Estambul (Turquía). Al parecer, el gerente del local de comida rápida ha agredido a un refugiado sirio de tan sólo 11 años de edad, que había acudido a una mesa vacía para comerse las patatas que no había querido un cliente.

La situación ha provocado una gran indignación en las redes sociales, según publican los medios locales, ya que los testigos presentes allí decidieron hacer fotografías y compartir a todo el mundo el fuerte golpe- con hematomas incluidos- que había recibido el menor en el Burger King.

Desde Burger King, según recoge el medio 'The National', han confirmado que el agresor ha sido inmediatamente despedido y aseguran que “las acciones que se han producido no representan, de ninguna manera, los valores de la franquicia”. Asimismo, dicho periódico confirma que no cobrará ningún tipo de indemnización por la situación en la cual se ha producido el despido.

Al parecer, el niño agredido había tenido que escapar junto a un grupo de menores desde Siria debido a la guerra que sufre su país, uno de los tantos refugiados sirios que acaban recalando en Turquía.