Compartir

La familia de Catherine Cando, una joven de 19 años y coronada como 'Reina de Duran' en un certamen de belleza ecuatoriano, busca una explicación al trágico final de su hija tras una intervención de cirugía estética. De la alegría por el reconocimiento a la tristeza por su muerte tan solo han pasado tres meses y la explicación oficial a su muerte no hace más que aumentar su dolor.

Catherine Cando fue nombrada 'Reina de Duran' en octubre por su indudable belleza, pero aun así la joven se sometió a una liposucción abdominal para reducir varios centímetros el contorno de su cintura. Tras más de 10 horas en el quirófano, los facultativos comunicaban su fallecimiento a la familia.

El informe del centro estético indica que Catherine sufrió un paro cardíaco durante la intervención, una versión que no acepta su familia. Para ellos, la muerte es consecuencia de una negligencia médica y han decidido denunciar el caso ante las autoridades ecuatorianas.

Por otra parte, familia y Ayuntamiento, encargado de la celebración del certamen, no coinciden en el motivo que llevó a la joven a someterse a la operación. Según publica 'El Comercio', su hermano asegura que formaba parte del premio y que “Catherine no quería aceptarla porque pensaba que no la necesitaba”. Desde el consistorio ecuatoriano insisten en que investigarán los hechos, pero defienden que entregaron exclusivamente un coche y una 'Tablet'.

El cirujano encargado de la liposucción formaba parte del jurado y, según varios testigos, ofreció a la joven, a título personal, un choque de mil dólares.