Compartir

Los hechos sucedieron cuando un grupo de unas ocho personas se coló en la estación hacia las 19.30 horas; el vigilante les llamó la atención y empezaron a discutir, momento en el que intervinieron dos agentes de los Mossos d'Esquadra de paisano, ha resaltado a Europa Press la policía catalana este domingo.

Durante la actuación, uno de los jóvenes golpeó en el pecho al vigilante hasta que su cabeza topó contra uno de los vagones del convoy, que permanecía parado en la estación, y cayó al suelo con las piernas en el espacio entre el andén y el vagón.

Los jóvenes dieron puñetazos y patadas a los agentes que socorrían al vigilante, y los Mossos pidieron ayuda a un segundo vigilante de seguridad que en esos momentos se encontraba fuera de servicio.

La patrulla policial logró detener a los tres jóvenes acusados de atentar contra agentes de la autoridad.