Compartir

Un hombre ha empotrado su vehículo contra la sede del PP en la calle Génova de Madrid y posteriormente ha sido detenido, según han confirmado a Europa Press fuentes policiales. A esta hora, y aunque se barajan varias hipótesis que incluyen la enfermedad mental, ya está descartado que se trate de un ataque terrorista organizado y fuentes policiales advierten que se trata de un empresario con problemas económicos que habría declarado a los agentes, una vez detenido, que “he perdido todo”.

Se da la circunstacncia de que el vehículo transportaba una bombona de butano y una pequeña cantidad de sustancia que podría ser explosivo. Agentes de los Tedax ya han llegado a la zona para analizar el vehículo y activar el protocolo de emergencia necesario. Los agentes han establecido varios cordones de seguridad perimetral alrededor del edificio y se ha cortado el tráfico público y privado.

Daniel B. P., el detenido insistió ante la Policía en que llevaba en el coche “15 kilos de amonal y un temporizador programado para dentro de 45 minutos”. El primer análisis realizado por los Tedax de la sustancia que transportaba el coche que se ha empotrado ha revelado que es inflamable pero no explosiva.

ISegún fuentes policiales, el autor, ya en dependencias policiales, podría sufrir problemas mentales. “Todo parece indicar es una acción personal que no tiene nada que ver con una acción terrorista”, ha dicho el portavoz de la Policía Nacional Antonio Nevado en declaraciones a RNE.

Por precaución ha sido interrumpido el servicio de Metro en la línea 4, entre las estaciones de San Bernardo y Goya. Además, no se producen paradas en la estación de Alonso Martínez, de las líneas 5 y 10.

La Policía ha pedido a los trabajadores del PP que no acudan aún a la sede del partido de la calle Génova hasta que se analice la carga del coche empotrado.