Compartir

“La experiencia más aterradora y humillante de mi vida”. Así definía Claire Helen, una joven modelo su paso por los calabozos de la ciudad de Sidney. Y es que una confusión acabó con ella en el suelo y tres policías australianos- dos hombres y una mujer, como se aprecia en las imágenes- propinándole una brutal paliza que se ha hecho viral en las redes sociales.

En el vídeo se puede apreciar como una policía sujete a la mujer, intentando poner sus manos detrás de la espalda, mientras que otra integrante del cuerpo le pega con una porra. Después aparece otro agente más que la empuja al suelo y empieza a golpearla más.

La detenida grita y una de las personas que le acompaña les señala que “no está haciendo nada para evitar la detención. ¿Cuál es el argumento de la Policía? Desde el cuerpo de Sidney afirman que la joven modelo había agredido a un agente- concretamente un puñetazo en la boca- antes de la grabación de las imágenes.