Compartir

El incendio que se desató este domingo en la fábrica de Campofrío en Burgos sigue activo pero está controlado, tras toda una noche de trabajos de extinción según ha informado el Ayuntamiento de la localidad en su cuenta de Twitter.

Además, el Consistorio ha precisado que se acaban de repetir nuevos análisis ambientales que siguen dando otra vez negativos, de manera que no hay riesgo de intoxicación por el humo.

Por su parte, el concejal de Economía y Seguridad de Burgos, Salvador de Foronda, ha afirmado este lunes que el depósito de 10.000 litros de amoniaco de la factoría Campofrío está controlado. Así lo ha explicado en declaraciones a la Cope, en las que ha añadido que los bomberos aún no han podido acceder a la fábrica.

De Foronda ha precisado que el incendio en la fábrica afectará a unos 2.500 trabajadores entre directos e indirectos, pero que “hay un compromiso fuerte de Campofrío para seguir en Burgos”.

Esta fábrica de Burgos es una de las principales industrias de nuestro país, por lo que supone un duro golpe que ha sembrado el miedo en la localidad por todas las personas que viven de trabajar allí. Campofrío tiene creados allí un total de 2.500 empleos directos e indirectos.

La densa humarada propiciada por dicho incendio y la cercanía de la propia fábrica a la ronda de circunvalación de la ciudad de Burgos ha provocado que se produjera un choque entre dos camiones debido a que la visibilidad a esa hora de la mañana era prácticamente nula. Los habitantes de los alrededores han tenido abandonaron sus hogares durante unas horas en el día de ayer y caminaban con mascarillas.