Compartir

Scott Humphrey jamás imaginó que sus celos llegarían tan lejos como lo hicieron hace tan sólo un mes. Fue en esa fecha cuando golpeó de forma indiscriminada en un taxi camino a casa a su amigo Richard Rovetto. Al parecer, el joven británico de 27 años le propinó esa agresión porque el día anterior le había dado 'un toque' en Facebook a su novia, algo que no le sentó nada bien. 

“Si eres mi amigo, porque le haces eso a mi chica”, le espetó Humphrey a Rovetto. El joven agredido empezó a sangrar por la nariz y su cabeza del impacto producido bajar del taxi provocó que se golpeara contra el pavimento de la vía pública de Mansfield.

Unas heridas graves que obligaron a los miembros de emergencias a acudir con urgencia al lugar de los hechos. Humphrey se dio a la fuga aunque más tarde se entregó a la Policía. Desafortunadamente, el agredido murió unas horas más tarde en el hospital. 

Lo que se inició como un supuesto coqueteo o acercamiento en Facebook acabó siendo un asesinato totalmente premeditado. Sin embargo, Humphrey no se va a librar de pasar por la cárcel. Ya se encuentra a buen recaudo para la Policía, la cual tras pasar por los tribunales le ha condenado a 52 meses– cuatro años y cuatro meses de prisión- los cuales ya ha empezado a cumplir. 

Según destacaba la familia del joven asesinado, Rovetto desconocía por completo que ella era la novia de Humphrey. Sin embargo, fue demasiado tarde y el joven no pudo dar ningún tipo de explicación… 

A muchos esto les parecerá una completa locura pero cuidado con el Facebook porque tiene muchos más riesgos de los que a priori parece que ofrece.