Compartir

Un joven mexicano de 21 años falleció el pasado fin de semana al dispararse en la cabeza accidentalmente mientras trataba de hacerse un 'selfie' para colgar en las redes sociales. 

Oscar Otero Aguilar se encontraba en una fiesta que se celebraba en una casa cuando ocurrió este trágico suceso. Según han contado sus amigos el joven trató de hacerse una foto mientras posaba con una pistola apuntando a su cabeza, pero disparó el arma accidentalmente. 

Los jóvenes llamaron de inmediato a una ambulancia pero cuando los médicos llegaron al lugar de los hechos tan solo pudieron certificar su fallecimiento.