Compartir

Al parecer, según relató uno de las víctimas, la agresión se produjo después de que un vecino pidiera a los inquilinos de una de las viviendas que bajase la música que mantenía a un volumen excesivo desde las 16.00 horas, momento en el que habían empezado a montar más ruido, debido a una fiesta que habían preparado.

Fue en ese momento cuando empezó todo el lío. Dos jóvenes que estaban en esa fiesta bajaron a la calle e iniciaron una discusión, que tras coger un palo que había en la zona del jardín del domicilio, empezó a golpear a varios vecinos del portal en el que conviven.

Con motivo de la pelea, seis personas fueron atendidas en los centros con contusiones, dos de ellas con fuertes heridas en la cabeza.

Tras el suceso, los agentes detuvieron al presunto agresor, de 25 años, que fue trasladado a dependencias policiales.