Quantcast

Se desploma un nuevo árbol en las calles de Madrid

Un árbol de grandes dimensiones ha caído al suelo en un paso de peatones en la calle Sainz de Baranda (cerca de la esquina con Doctor Esquerdo), sin causar, afortunadamente, daños ya que ninguna persona pasaba por la zona en el momento del desplome.

La zona es bastante transitada, puesto que está situada justo a la salida de un aparcamiento de residentes, y junto al Hospital de la Beata María Ana. Además, hay una parada de autobús de las líneas 15 y 215 a unos cinco metros de donde se ha caído la rama.

Efectivos de Bomberos y Policía Municipal han acudido a la zona tras las llamadas de emergencias de algunos testigos, para retirar de la vía pública la enorme rama, de unos cinco metros de largo y 40 centímentros de ancho, que se ha desprendido de un árbol de grandes dimensiones.

Fuentes de la Policía Municipal han reconocido a Qué.es que “en el centro de Madrid la mayoría de los árboles están podridos y secos por dentro” y que a poco que haya habido algo de viento en días atrás, pueden verse dañados y caerse en un momento de calma.

La única solución que hay, por tanto, sería “talarlos todos” lo cual es poco probable porque no volverían a crecer hasta dentro de medio siglo.

Una sola rama que se caiga sobre una persona puede provocar una gran desgracia. Hace solo diez días, el parque del Retiro vivió un trágico suceso en el que un hombre de 38 años perdía la vida después de una rama de más de 400 kilos le cayera encima. Además, trascendió la caída de otro enorme olmo en plena boca de metro de la estación de Congosto.

Comentarios de Facebook