Compartir

Collete Moreno y Ashley Theobald jamás pensaron que el destino les tuviera guardado un final tan amargo. Ambas viajaban rumbo a Missouri con el objetivo de celebrar la despedida de soltera de una de ellas. 

En pleno momento de felicidad y derroche de energía en el coche, decidieron plasmar su viaje con el típico selfie para la galería. Sin embargo, esa fiesta que había en el vehículo se tornó en tragedia.

Ashley, que era la que conducía el coche, se estrelló con un coche que venía en dirección contraria. La propia Collete, con un niño de 5 años a su cargo, subió a Facebook la foto, el último recuerdo que dejó a sus familiares ya que falleció a causa de las graves heridas del accidente.

Al parecer, según informan los medios locales, un camión emitía una serie de gases nocivos que molestaron a ambas y que provocaron que Ashley intentará adelantar al propio vehículo sin darse cuenta que un coche venía de frente hacia su posición.