Compartir

Víctor Regalado, policía de Madrid, no dudo un solo momento en sacar de las vías del metro a un hombre que había caído en ellas y que corría el riesgo de ser arrollado por un convoy. Por convicción y ética propia, ya que no estaba en horario de servicio, se jugó la vida dejando todas sus pertenencias en el andén, sin pensar en la 'mala leche' de la gente.

Sin embargo, hay quien vio en ese momento una oportunidad de oro para robarle todo lo que había dejado para salvar al hombre que había caído al metro. 

Cuando todo pasó, Víctor no daba crédito a lo ocurrido aunque aseguraba que no llevaba nada del otro mundo en la mochila sustraída.

Afortunadamente, solo llevaba la camisa del uniforme y unos pantalones. El robo es lo de menos, lo importante es que todo salió bien”, destacaba el agente de la Comisaría de Chamberí.

El suceso tuvo lugar en la estación de 'El Carmen', en la línea 5 del suburbano madrileño.

Aún se desconocen, por cierto, las causas que llevaron al hombre a caer en las vías.