Quantcast

Caso Asunta: La policía halla material erótico de mujeres asiáticas en el ordenador de su padre

¿Lo más curioso? Que el nuevo registro de la policía en el piso de Alfonso Basterra, el padre de Asunta, se produjo a petición de su propia defensa. Las incógnitas y sorpresas en el caso de la niña Asunta se suceden en el tiempo. La última tiene que ver con el material erótico y pornográfico de mujeres asiáticas que la policía ha encontrado almacenado en el ordenador portátil del padre de la menor, el periodista Alfonso Basterra.

El ordenador, del que se han recuperado algunos archivos, se localizó el pasado 30 de diciembre sobre la mesa del salón del piso que tenía alquilado en la capital gallega este profesional de la comunicación, y el hallazgo se produjo tras inspeccionar varias veces el inmueble sin localizar previamente este dispositivo.

En esta tercera y exitosa tentativa, fue la defensa del padre de la niña Asunta -asesinada el 21 de septiembre de 2013- quien insistió para que se volviera a registrar el domicilio de Alfonso Basterra, pese a que los agentes ya lo habían hecho con anterioridad y con un resultado fallido.

¿SE HA COLOCADO EL ORDENADOR AHÍ? 

A pesar de que los investigadores comunicaron a la defensa que ya habían examinado varias veces el piso, finalmente el juez que instruye el caso, José Antonio Vázquez Taín, autorizó este nuevo registro, en el que los agentes localizaron el ordenador portátil y un móvil, aparatos electrónicos que hasta entonces no habían aparecido, lo que llevó a pensar que alguien pudo haberlos colocado ahí.

De las 97 fotos que se encontraron, la Guardia Civil ha escogido 15 en concreto, que se incorporarán al sumario. 

Los padres de Asunta, la abogada Rosario Porto y el periodista Alfonso Basterra, están encarcelados en el penal coruñés de Teixeiro desde el 27 de septiembre del año pasado acusados de la presunta comisión de un delito de asesinato.

Los investigadores creen que no hay más culpables que la abogada y el periodista y piensan que ambos habían estado haciendo acopio de pastillas, presuntamente para drogar a esta niña de 12 años y de altas capacidades que iba un curso adelantada.

El cadáver lo encontraron dos viandantes en una pista forestal de Teo (A Coruña) el día 22 de septiembre.

Comentarios de Facebook