viernes, 25 septiembre 2020 8:43

Muere un bebé prematuro tras sufrir graves quemaduras en una incubadora

Un terrible incendio tuvo lugar hace un par de días en la sala de niños prematuros del hospital universitario Erasmo Meoz de Cucúta, en Colombia. 

Una lámpara de la sala se quemó, provocando el caos en el centro. Por desgracia, eso no fue el hecho más desgraciado que trajo consigo ese incendio.

Una niña que se encontraba en una incubadora no pudo sobrevivir a las quemaduras que le provocaron las llamas de la lámpara.

Al parecer, los padres de la pequeña habían avisado unos días antes del terrible peligro que entrañaba tener a tantos niños en aquella situación.

“Una de las auxiliares de enfermería se quemó para salvar a nuestra hija pero ni eso la salvó”, explicaban aterrados los propios padres. 

Los directivos del hospital donde tuvo lugar el suceso han decidido realizar la apertura de un expediente de investigación para determinar las causas del suceso, aunque rechazaron que haya sido una negligencia.