Compartir

Se ha encontrado a primera hora de la tarde el cuerpo de una mujer de origen chino en su domicilio de Carabanchel, calle Zújar
16. El cadáver fue descubierto por su
hijo de 10 años
, que ahora se encuentra bajo tratamiento psicológico en el
hospital de La Paz.

Los vecinos del inmueble madrileño han comentado que esta
misma mañana han escuchado golpes y gritos, pero no esperaban que tuvieran
tanta importancia. El hijo de la víctima ha alertado a los vecinos que han
llamado a las autoridades, que no pudieron hacer nada más que certificar la
muerte.

Se encontraron además restos de sangre en el rellano, que
sugieren el movimiento del cuerpo tras el ataque, para ser depositado después en
el salón del hogar. El cadáver presentaba signos de violencia, con heridas en
abdomen y brazos por culpa de arma blanca
, golpes en la cabeza y cara
desfigurada parcialmente. La policía ha encontrado un martillo que
presuntamente sería el arma homicida.

Se descarta la teoría de violencia de género ya que el
marido de la  víctima estaba trabajando
junto con su hija pequeña cuando ocurrió el suceso mientras sucedía.

El cuerpo ha sido puesto a disposición de las autoridades a
la espera de autopsia.