Compartir

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha informado este martes de que los restos óseos que la Policía Nacional ha localizado en la escombrera situada entre Sevilla y Camas “no son” los de la joven sevillana Marta del Castillo Casanueva, ya que “según han determinado los forenses desplazados hasta la zona, la antigüedad de los huesos hallados hacen que sean incompatible con los de la joven desaparecida”.

BÚSQUEDA REANUDADA TRAS LAS LLUVIAS

Este lunes se han retomado las tareas de búsquedas después de que hayan permanecido suspendidas desde el pasado día 28 de marzo por las lluvias registradas en la capital hispalense, que hacían imposible llevar a cabo las tareas de búsqueda.

Cabe recordar que, coincidiendo con esta búsqueda, en las que participa una máquina excavadora, Miguel Carcaño fue trasladado el pasado 13 de marzo desde la prisión de Herrera de la Mancha (Ciudad Real) hasta la cárcel de Sevilla-I. De hecho, el asesino confeso habría sido excarcelado y trasladado en varias ocasiones hasta la escombrera.

Esta búsqueda se inició después de que la Policía recibiera los resultados del 'test de la verdad' al que fue sometido el asesino confeso de la joven, aunque la Policía ya estaba realizando labores de investigación relacionadas con esta escombrera antes de recibir las conclusiones de dicho test, realizado por el neurólogo y neurofisiólogo clínico José Ramón Valdizán.

De hecho, la Policía lleva “tanteando” la zona donde ahora se busca desde el pasado mes de enero, aunque no fue hasta hace varias semanas cuando una excavadora comenzó a trabajar removiendo el terreno.

Fue el pasado 6 de marzo cuando Miguel Carcaño se sometió en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza al denominado 'test de la verdad', con el que se pretende obtener información para localizar los restos de la joven sevillana desaparecida en enero de 2009.

Al día siguiente de realizarse la prueba, el padre de Marta, Antonio del Castillo, valoró “muy positivamente” la misma y aprovechó la ocasión para instar a Francisco Javier Delgado, hermano del asesino confeso, a someterse voluntariamente a dicha prueba “para demostrar su inocencia”.

En declaraciones a Europa Press, Del Castillo ya desveló que Carcaño tuvo un estímulo “muy fuerte” ante una imagen de “una escombrera”, precisamente donde la Policía está realizando ahora la búsqueda.