martes, 22 septiembre 2020 22:05

Un niño enfermo de cáncer muere a días después de cumplir sus últimos deseos

La historia de Jack Robinson es realmente dura. Con tan solo cuatro años, lo que previsiblemente sería una visita rutinaria al hospital acabó con una operación que duró más de cinco horas. Los médicos le detectaron un grave tumor cerebral. Pese a ser una larga intervención, los cirujanos tan solo pudieron extraerle el 40% del tumor y trasladaron un duro mensaje a su familia: Jack tenía un 5% de posibilidades de salir adelante.

Una dura noticia que el pequeño de Southampton asumió con más valor que cualquier adulto. No quería morir sin cumplir sus deseos y elaboró una lista que fue tachando poco a poco. Uno de esos sueños era conocer a Gary Barlow, el vocalista del grupo Take That. El cantante acudió rápidamente a su encuentro y fue a visitarle al hospital pocos días antes de su muerte.

Al conocer el triste desenlace, Gary Barlow lanzaba un mensaje a Twitter en el que pedía a todos sus seguidores que rezasen por Jack Robinson. Un mensaje que ha agradecido la madre del pequeño a través de su perfil de Facebook.