Compartir

Los detenidos en las cargas policiales producidas en las
inmediaciones de la Plaza de Colón tras las 'Marchas de la Dignidad' se
elevan a 29 personas, según las últimas cifras oficiales. Por otro lado, hay 100 heridos, la mayoría agentes de policía. Las marchas han congregado a decenas de miles de
personas en el centro de Madrid.

Según ha informado a Europa
Press un portavoz de la Policía, las detenciones se han producido por
resistencia y atentado contra la autoridad.
Los detenidos están acusados
de agresión con lanzamiento de objetos, petardos vallas y adoquines, de
vandalismo y de destrozo inmobiliario.

Al parecer, según testigos, la Policía habría usado asimismo gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes.

Las cargas se han producido
después de que un grupo de personas intentará acceder a la calle
Génova, sede del PP. Además, varios manifestantes han intentado acampar
en las inmediaciones de Recoletos.

En la Delegación del Gobierno de Madrid habían advertido que había “grupos radicales infiltrados” que tratarían de reventar las movilizaciones.

Al menos 100 personas han resultado heridas tras los altercados
producidos en las inmediaciones de la Plaza de Colón una vez finalizadas
las 'Marchas por la Dignidad', 60 de ellos policías, según la Delegación del Gobierno. Uno de ellos está grave y ha tenido que ser trasladado al
Hospital Nuestra Señora de América. Al parecer, le han arrancado el casco a patadas.

EMERGENCIA SOCIAL

Bajo el lema 'pan, trabajo y
techo para todos y todas', miles de personas se han manifestado para
pedir el fin de los recortes
y la dimisión de Gobierno y para denunciar
la situación límite de “emergencia social” en la que se encuentra gran
parte de la población española.

La cabecera de la marcha,
portadora de una gran pancarta en la que se podía leer 'No al pago de la
deuda. Fuera los Gobiernos de la Troika. No más recortes. Pan, Trabajo y
Techo', ha emprendido su marcha desde Atocha hacia la plaza de Colón a
las 17.00 horas, si bien muchos de los manifestantes y algunas de las
columnas se han ido sumando a lo largo del recorrido. Según los
organizadores, la participación supera los dos millones de personas.

“La
sociedad despierta, se os acabó la fiesta”, “Mi hija estaría aquí pero
ha emigrado”, “Esto es una lucha cívica, del pueblo”, “Es una inyección
de solidaridad”, “La dignidad, en marcha”, “Tu sobre, mi recorte” o “Si
no hay justicia para el pueblo, no habrá paz para el Gobierno”
son
algunos de los mensajes que se podían leer en las pancartas de los
asistentes.

Entre las consignas coreadas por los asistentes, se
han vuelto a escuchar en la capital cánticos ya habituales como “De
norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste” o “No
es una crisis, es una estafa”. “Yo quisiera ver a Rajoy y Rubalcaba en
la cola del INEM”, “Con coraje y dignidad la victoria llegara” o
“Gobierno dimisión” han sido otro de los mensajes lanzados por los
manifestantes.

A su llegada a la plaza de Colón, situada a escasos
metros de una calle Génova –donde se ubica la sede del PP– totalmente
blindada por un fuerte despliegue policial, la cabecera y las distintas
columnas han sido recibidas por miles de personas que se han ido
concentrando allí a lo largo de la tarde.