Compartir

Ha ocurrido en Brasil. Un individuo fortejea con el dependiente de una zapataría para robarle la recaudación de la caja. Cuando ya tenía al empleado en el suelo, una mujer se armó de valor y le noqueó gracias a un maniquí.

Mareado y herido por el golpe, el delicuente fue retenido por un grupo de personas hasta que llegaron los agentes de policía para detenerle y ponerle a disposición judicial.