Compartir

Megan Whinsenhunt se despidió de todos sus seguidores y amigos en la red social antes de suicidarse, presuntamente, en la estación de tren de Forth Worth, en Texas. Según ha publicado el 'Daily News', la joven se sentó en las vías esperando que pasara el primer convoy del día. Antes, redactó su último mensaje en Instagram. “I love all of y'all. Never forget it” (Os quiero a todos. Nunca os olvidaré).

Poco después de redactar esas líneas, el tren arroyó a la joven, quedando gravemente herida. Los servicios de emergencia la trasladaron al hospital en helicóptero, pero murió minutos más tarde.

Tras el suceso, la policía del condado ha abierto una investigación para aclarar las causas de la muerte. Todo indica a que la joven se habría suicidado, pero el mensaje en la red social no puede descartar cualquier otra hipótesis.