Compartir

Según ha informado en un comunicado este sábado la policía catalana, la menor se encuentra en buenas condiciones físicas y el secuestrador, de origen boliviano, ha sido detenido. Los Mossos han resaltado la “excelente colaboración” con las autoridades bolivianas –diplomáticas, judiciales y policiales– sin las que no habría sido posible culminar la investigación.

La liberación ha resultado de “extrema dificultad” debido al entorno geográfico en el que se escondía el secuestrador y la menor, en plena selva amazónica sin prácticamente ninguna comunicación terrestre y en poblados de cabañas.

El caso está bajo secreto de actuaciones, y la policía ha anunciado que facilitará más detalles de la operación en los próximos días.